Archivo mensual: enero 2012

Los vecinos del principal derecha. Enrique Jardiel Poncela

 Al llegar a mi patria, de regreso de la Argentina, hice lo que suele hacer todo el que se encuentra en mi caso: me instalé en un hotel y me dediqué a buscar un piso desalquilado. Para un hombre con … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Etiquetado , | Deja un comentario

Puntos de vista 1. Eduardo Galeano

Si Eva hubiera escrito el génesis… ¿Cómo sería la primera noche de amor del género humano? Eva hubiera puesto algunos puntos sobre las íes; quizá, digo yo, no sé, hubiera aclarado que ella no nació de ninguna costilla, que no … Seguir leyendo

Publicado en Microrrelato | Etiquetado , | Deja un comentario

La esperanza. Eduardo Galeano

… para mí, la esperanza es una cosa que tengo cuando me despierto, que pierdo en el desayuno, que recupero cuando recibo el sol en la calle y que, después de caminar un rato, se me vuelve a caer por algún agujero … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Etiquetado , | Deja un comentario

Carta al futuro. Eduardo Galeano

Estimado señor Futuro, De mi mayor consideración: Le estoy escribiendo esta carta para pedirle un favor. Usted sabrá disculpar la molestia. No, no tema, no es que quiera conocerlo. Ha de ser usted un señor muy solicitado, habrá tanta gente … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Deja un comentario

Obituario con hurras. Mario Benedetti

  Vamos a festejarlo vengan todos los inocentes los damnificados los que gritan de noche los que sufren de día los que sufren el cuerpo los que alojan fantasmas los que pisan descalzos los que blasfeman y arden los pobres … Seguir leyendo

Publicado en Poema | Etiquetado , | Deja un comentario

El niño al que se le murió el amigo. Ana María Matute

Una mañana se levantó y fue a buscar al amigo, al otro lado de la valla. Pero el amigo no estaba, y, cuando volvió, le dijo la madre: “el amigo se murió. Niño, no pienses más en él y busca … Seguir leyendo

Publicado en Microrrelato | Etiquetado , | 1 Comentario

Visión de reojo. Luisa Valenzuela

La verdá, la verdá, me plantó la mano en el culo y yo estaba ya a punto de pegarle cuatro gritos cuando el colectivo pasó frente a una iglesia y lo vi persignarse. Buen muchacho después de todo, me dije. … Seguir leyendo

Publicado en Microrrelato | Etiquetado , | Deja un comentario