Archivo mensual: diciembre 2011

Sueña el rey que es rey. Pedro Calderón de la Barca

Sueña el rey que es rey, y vive con este engaño mandando, disponiendo y gobernando; y este aplauso, que recibe prestado, en el viento escribe, y en cenizas le convierte la muerte, ¡desdicha fuerte! ¿Que hay quien intente reinar, viendo … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Etiquetado , | Deja un comentario

Hay ojos que miran, hay ojos que sueñan. Miguel de Unamuno

Hay ojos que miran, -hay ojos que sueñan, hay ojos que llaman, -hay ojos que esperan, hay ojos que ríen -risa placentera, hay ojos que lloran -con llanto de pena, unos hacia adentro -otros hacia fuera. Son como las flores … Seguir leyendo

Publicado en Poema | Etiquetado , , | Deja un comentario

Recaída. Manuel Mejía Vallejo

Mucho después de haber renunciado a seguir haciendo milagros, un día me le aparecí a la Virgen.

Publicado en Microrrelato | Etiquetado , , | Deja un comentario

Appetitus inordinatus vindictae. Víctor Bascur Anselmi

Con la frente aún húmeda por el agua ahí vertida, el hombre se adentró sigilosamente en el pequeño cubículo de madera. Una vez allí espetó de memoria la línea, casi cinematográfica, que había practicado durante los últimos veinte años de … Seguir leyendo

Publicado en Microrrelato | Etiquetado , , | Deja un comentario

Nulla dies sine linea. Augusto Monterroso

-Envejezco mal -dijo; y se murió.

Publicado en Microrrelato | Etiquetado , , | Deja un comentario

El cuento de Navidad de Auggie Wren. Paul Auster

Le oí este cuento a Auggie Wren. Dado que Auggie no queda demasiado bien en él, por lo menos no todo lo bien que a él le habría gustado, me pidió que no utilizara su verdadero nombre. Aparte de eso, … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Etiquetado , , | Deja un comentario

La carta. José Luis González

San Juan, Puerto Rico 8 de marzo de 1947 Qerida bieja: Como yo le desía antes de venirme, aquí las cosas me van vién. Desde que llegué enseguida incontré trabajo. Me pagan 8 pesos la semana y con eso vivo … Seguir leyendo

Publicado en Microrrelato | Etiquetado , | Deja un comentario