Archivo mensual: septiembre 2011

La memoria, esa incomodidad. Marco Denevi

Se encontraron por un capricho del azar. No se conocían, pero les bastó mirarse para caer fulminados por lo que en Sicilia llaman el rayo del amor. Sin pronunciar una palabra corrieron al lecho (al de ella, que estaba siempre … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Deja un comentario

Los juegos del tiempo. Eduardo Galeano

Dizquedicen que había una vez dos amigos que estaban contemplando un cuadro. La pintura, obra de quién sabe quién, venía de China. Era un campo de flores en tiempo de cosecha. Uno de los dos amigos, quién sabe por qué, … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Etiquetado , , | Deja un comentario

El derecho de retorno. David Grossman

Hace algunos años, en un campo de refugiados palestinos llamado Dehaisha, conocí a un niño de cinco años. Le pregunté si había nacido en el campo. Me dijo que sí, y enseguida añadió: “Pero yo soy de Zakira”. Me quedé … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Deja un comentario

Altos designios. José María Merino

INSPECCIÓN GENERAL del universo. En el sistema solar, encuentran al tercer planeta hecho un desastre. “Estos bichos lo han llenado todo de porquería”, dice el Espíritu Santo. “Habrá que limpiarlo”, replica el Hijo. “De acuerdo. Desde mañana, Cambio Climático”, ordena … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Deja un comentario

El rayito de sol. Juan Ramón Jiménez

Al niño chico lo ha despertado en la cuna un rayito de sol que entra en el cuarto oscuro de verano por una rendija de la ventana cerrada. Si se hubiera despertado sin él, el niño se habría echado a … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Deja un comentario

La rosa. Juan Eduardo Zúñiga

Ante el estudiante, un coche pasó rápidamente, pero él pudo entrever en su interior un bellísimo rostro femenino. Al día siguiente, a la misma hora, volvió a cruzar ante él y también atisbó la sombra clara del rostro entre los … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Deja un comentario

El otro yo. Mario Benedetti.

Se trataba de un muchacho corriente: en los pantalones se le formaban rodilleras, leía historietas, hacía ruido cuando comía, se metía los dedos a la nariz, roncaba en la siesta, se llamaba Armando Corriente en todo menos en una cosa: … Seguir leyendo

Publicado en Relato | Deja un comentario